Historia del anillo de compromiso

La tradición de dar un anillo como promesa de compromiso, se observaba ya por los romanos antes de la introducción del cristianismo y también fue conocida de los judíos.

Los romanos entregaban el anillo de compromiso al padre de la novia como un acto necesario para pedir la mano de su hija. A ésta, se le entregaba un segundo anillo, que tenía forma de llave y servía para abrir las cajas personales o familiares con candado que guardaban artículos importantes en cada casa. De este modo, este segundo anillo con forma de llave significaba confianza.

soli3

Los judíos del siglo VIII d.C empezaron a utilizar grandes anillos en sus ceremonias nupciales que luego pasaban a ser propiedad de la sinagoga ya que por su gran tamaño, era incómodo llevarlo en el dedo.

Ya para el siglo III, los cristianos comenzaron a intercambiarse anillos de compromiso como símbolo de formalización de una relación, pero no fue hasta el siglo XIII cuando fue aprobado por la iglesia ya que el clero lo catalogaba como una tradición pagana y por que el anillo de compromiso exaltaba lo material.

El primer anillo de compromiso  con diamantes, fue entregado por Maximiliano de Austria a María, hija del duque de Borgoña. En el museo de Kunsthistorisches de Viena, se  puede apreciar una réplica del anillo.

Hoy en día existen anillos de compromiso para cada gusto y presupuesto. En Joyería Dinasti puedes encontrar un extenso catálogo de solitarios que se ajustan a tu presupuesto además de que recibirás una atención personalizada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s